TOP de Angol dicta condenas de 3 años y un día y a 541 días de presidio a autor de porte ilegal de arma de fuego prohibida y microtráfico

En fallo unánime (causa rol 9-2023), el tribunal –integrado por los magistrados Francisco Boero Villagrán, Karina Rubio Solís y Fernando Pacheco Herrera (redactor)– impuso, además, a Muñoz Oñate las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol condenó a Franco Asdrubal Muñoz Oñate a la pena efectiva de 3 años y un día de presidio, en calidad de autor del delito consumado de porte ilegal de arma de fuego prohibida. Ilícito perpetrado en marzo de 2022, en la comuna.

En fallo unánime (causa rol 9-2023), el tribunal –integrado por los magistrados Francisco Boero Villagrán, Karina Rubio Solís y Fernando Pacheco Herrera (redactor)– impuso, además, a Muñoz Oñate las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena.

Asimismo, el tribunal condenó a Muñoz Oñate a purgar tres 541 días de presidio y al pago de una multa de 3 UTM, más las accesorias legales, en su calidad de autor del delito consumado de tráfico ilícito de drogas y estupefacientes en pequeñas cantidades.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó la destrucción de las especies incautadas.

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que a las 2.30 de la madrugada del 16 de marzo de 2022, el acusado Franco Asdrubal Muñoz Oñate se encontraba en el servicentro Petrobras ubicado en avenida O´Higgins N° 1744 de la comuna de Angol, al interior del vehículo patente CFLV-83, posicionado en el asiento posterior derecho del móvil, momento en que Carabineros de Angol efectuó un control vehicular, que derivó en un control de identidad investigativo a todos los ocupantes del vehículo, constatando los funcionarios policiales que el acusado Muñoz Oñate portaba consigo al interior de un bolso una pistola a fogueo marca LEO modelo GT-24 calibre 9 mm adaptada para el disparo de municiones, con cuatro cartuchos balísticos a fogueo 9 mm al interior de su cargador, dos de los cuales se encontraban modificados como munición de arma de fuego. Todo lo anterior, sin contar con las autorizaciones respectivas de conformidad a la Ley 17.798 sobre Control de Armas.

Del mismo modo, los efectivos hallaron en poder del acusado una cajetilla de cigarrillos que mantenía en su interior sustancias estupefacientes y psicotrópicas dosificadas, según el siguiente detalle: dos bolsas y un envoltorio de papel contenedores de clorhidrato de cocaína con peso total de 10,45 gramos neto, y un envoltorio de papel contenedor de cannabis sativa con un peso de 0,17 gramos neto. Lo anterior, sin contar con las autorizaciones respectivas de conformidad a la Ley 20.000.

El tribunal absolvió a Muñoz Oñate de la acusación fiscal que lo consideró como autor de un supuesto delito de porte ilegal de municiones modificadas, contemplado en la Ley de Control de Armas Nº 17.798.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page